#ConexiónReciclado Acelerar la transición a una economía circular, regenerativa e inclusiva

4/7/21, 4:22 PM

Volver al origen: cómo las industrias pueden recuperar residuos post consumo

#ConexiónReciclado Acelerar la transición a una economía circular, regenerativa e inclusiva

La regla de las 3R se ha instalado en los hábitos de miles de argentinos desde hace tiempo. Esta concientización se traduce en un compromiso con la separación en origen de los residuos y la reducción del consumo de determinados productos cada vez mayor.

Sin embargo, para lograr los resultados contundentes que la crisis climática que vivimos nos urge lograr, se necesita sumar a todos los actores de la economía. Especialmente a aquellos de mayor escala, empezando por las industrias.

Porque si bien el rol de los consumidores es clave, por cada kilo de residuos que un consumidor gestiona, hay 3 kg de residuos que fueron quedando en las etapas de extracción, producción, distribución y comercialización. De ese saldo deben responsabilizarse las industrias.

Es importante saber, en este punto, que hablamos de residuos que si bien varían en complejidad, volumen y peligrosidad tienen el potencial de poder ser valorizados y no terminar en un relleno o basural. Ahora bien, ¿qué ocurre con ellos?

 

Conexión Reciclado, facilitando el reciclaje en las industrias

Una solución posible es la que desde 2014 propone la plataforma digital Conexión Reciclado. Su misión: promover la reincorporación de residuos como subproductos en el sistema productivo. De esta manera, apuntan a crear un sistema sustentable, regenerativo y circular.

Conexión Reciclado se ocupa de generar sinergia entre municipios, empresas, organizaciones, recuperadores urbanos y recicladores. Sus herramientas son el mapeo de generación de residuos, la conexión con quienes pueden valorizar los residuos a través de un mercado de reciclables y la organización de encuentros y capacitaciones entre los actores claves del sector.

En estos 7 años CNX Reciclado ha demostrado que se pueden transformar los residuos, subproductos y pérdidas en productos con impacto ambiental y social. En su trayectoria han identificado los diferentes desafíos que supone esta tarea central y necesaria para lograr una economía circular.

Entre ellos se cuentan: 

  • Eco-diseño: Repensar lo que se pone en el mercado teniendo en consideración los impactos ambientales en todas las etapas de procesos y desarrollo de los productos.

  • Modificación de la matriz energética hacia una renovable

  • Comenzar a pensar en sistemas, entendiendo que hay una vinculación entre empresas, personas, plantas, territorios, entre otros.

  • Repensar los costos, incluyendo en ellos las externalidades contemplándose en el precio final del producto.

 

Por supuesto, dar este salto hacia la sustentabilidad trae aparejado un gran abanico de beneficios que sobrepasa cualquier escenario de dificultad inicial y que borra enseguida las inquietudes que pudieran surgir al pensar si se trata del paso correcto a seguir.

Las ventajas son muchas y no debemos pasar a ninguna por alto:

 

  • Ahorro en materiales, fabricación, envasado y comercialización.

  • Mejora en la reputación

  • Creación de puestos de trabajo

  • Aumento en la innovación, investigación y conocimiento.

  • Reducción de emisiones de GEH

  • Mejora de la calidad de vida

  • Aumento de ventas

  • Gestión del riesgo

  • Mayor funcionalidad

  • Valor social

  • Eficiencia Energética

  • Menor uso del agua

  • Menor exposición a la volatilidad de precios y riesgos en suministro.. El paso a una economía más circular supone un menor uso de materias vírgenes y un mayor uso de insumo reciclados, con un porcentaje mayor de costes laborales, lo que reduce la exposición de una empresa a unos precios de las materias primas cada vez más volátiles y genera una mayor resiliencia. La amenaza de interrupción de las cadenas de suministro por culpa de desastres naturales o desequilibrios geopolíticos también se reduce, porque los operadores descentralizados ofrecen fuentes de materiales alternativas.

  • Nueva demanda de servicios empresariales. Una economía circular generaría demanda de nuevos servicios empresariales

  • Mayor interacción y lealtad de los clientes. Las soluciones circulares ofrecen nuevas formas para interactuar de forma creativa con los clientes. Los nuevos modelos empresariales, como los alquileres o los contratos de arrendamiento establecen una relación a más largo plazo con los clientes, ya que el número de contactos se incrementa durante la vida útil de un producto. Estos modelos empresariales ofrecen a las empresas la oportunidad exclusiva de poder conocer las pautas de uso que pueden conducir a un ciclo virtuoso de productos mejorados, un mejor servicio y una mayor satisfacción del cliente.

 

En marcha: 3 casos de éxito 

Tetra Pak es una de las muchas empresas que en 2020 anunció su compromiso de alcanzar emisiones netas de GEI cero en sus propias operaciones para 2030, así como esperan llegar a lo mismo en toda la cadena de valor para 2050. 

Por ello,aceleraron el desarrollo de envases y equipos bajos en carbono y comenzaron a desarrollar cadenas de valor de reciclaje sostenible. Con esto en vista se acercaron a CNX con una necesidad puntual: traccionar envases de larga vida a la industria del reciclaje. 

 

Para conseguirlo, CNX comenzó por conocer los stock de materiales relevando plantas de clasificación. También se identificaron dificultades para su comercialización y destinación a la industria. 

Al mismo tiempo, en coordinación con Tetra Pak, se articuló con la industria recicladora (Papeleras y empresas valorizadoras de ELV) buscando la recepción del material en destino y se logre su reinserción en la cadena.

Otra acción exitosa fue la que se trabajó con Nestlé para incrementar la tasa de reciclaje post-consumo de envases y embalajes, acción que también se enmarca en la meta de la compañía de lograr cero emisiones netas para 2050 dentro de su cadena de valor. En pos de ello uno de sus ejes de trabajo es acelerar la transformación de productos y empaques: disminuyendo la cantidad de material virgen e incluyendo otros como reciclados, alternativos y amigables con el medio ambiente. 

Para este caso CNX diseñó e implementó proyectos que, en una primera instancia, sondearon diferentes transformadores hasta seleccionar a dos PyMEs. Posteriormente, se les brindó asistencia técnica para aumentar su tasa de reciclaje a través de la diversificación de fuentes, desarrollando nuevos servicios y productos. A su vez, se las apuntaló en la  búsqueda de financiamiento, adecuando modelos de negocios hacia una estrategia de múltiple cashflow, entre otros.

Asimismo, en medio del contexto desatado por la pandemia, Conexión Reciclado colaboró para que se diera una solución ante la demanda de equipamiento sanitario, a través de la economía circular. En este sentido 4e Madera Plástica y La Ciudad Posible (empresa B), con el apoyo de empresas comprometidas, construyeron camas de madera plástica para ampliar la disponibilidad de equipamiento sanitario de emergencia. 

Éste fue otro ejemplo de cómo contribuir a sostener el empleo de PyMEs de la industria del reciclaje mientras se transforman materiales post consumo en productos de primera necesidad.

La pata de incubación de CNX acompaña las etapas de planificación, consolidación y expansión a las empresas. Actualmente, impulsamos a 4E Madera Plástica, LG Reciclados Ambientales y La Honguera para que crezcan y se desarrollen en términos de consumo y transformación de material.

 

Conexión, una solución para detener la extracción de materiales vírgenes 

Nuestro uso desmedido de los recursos finitos del planeta hizo que tuviéramos que conmemorar una nueva fecha en el calendario: el día del Sobregiro de la Tierra (Overshoot Day). 

La situación es alarmante: en las últimas cuatro décadas hemos triplicado la cantidad de materias primas extraídas, según un nuevo informe del Panel Internacional de Recursos, IRP por sus siglas en inglés, auspiciado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, PNUMA.

Está comprobado que el incremento en el consumo -muchas veces superfluo y siempre mal distribuido- agudiza el cambio climático lo que, en última instancia, llevará finalmente al agotamiento de los recursos naturales. Una situación que será el germen de cada vez más conflictos locales.

Los especialistas coinciden en que estos ritmos de producción y consumo son insostenibles y que representan no sólo un problema complejo sino uno de los principales desafíos que hasta ahora ha debido enfrentar la humanidad. 

Ante este escenario, y como hemos mostrado, Conexión Reciclado ofrece una solución inteligente y eficaz. A través suyo las industrias dejan de contaminar para comenzar a recuperar recursos, dejan de extraer material virgen para darle valor y reinsertar lo desechado y transforman una economía lineal en circular. Conexión facilita que las industrias sean actores del cambio sustentable que todos necesitamos que sean.

 

Economía circular, clave para la recuperación post pandemia 

Por último, es importante destacar que este modelo circular es un buen negocio por donde se lo mire. No sólo porque ayuda a enfrentar la crisis climática que vivimos y a sobrellevar  la crisis desatada por el Covid-19. 

Sino que todo apunta a que la economía circular es la forma correcta de encarar cualquier operación de ahora en adelante: en 2020, 50 directores ejecutivos y líderes globales la respaldaron por ser la solución para la recuperación de la pandemia. En este sentido, incluso el sector financiero comenzó a movilizar fondos a partir de julio pasado. 

Primero fue el fondo de inversión más grande del mundo, Blackrock, que lanzó un fondo destinado a invertir solo en empresas que tengan un modelo circular. Esto se transformó en un mensaje rotundo al sector financiero sobre por dónde debía dirigirse los fondos de recuperación a la crisis.

Apuntalado por este entorno favorable, los fondos a nivel global crecieron según informó un estudio de la Fundación Ellen MacArthur de septiembre. Y, por si fuera poco, el estudio de la Iniciativa Financiera para el Medio Ambiente de las Naciones Unidas (UNEP FI) destacó que el paso a economías circulares podría generar US$ 4,5 billones en producción económica anual para 2030, al tiempo que ayudaría a lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible, proteger la salud de nuestros ecosistemas y permitir la recuperación sostenible tras la pandemia de COVID-19.